Menu

5 y 6 de Octubre de 2015 - CIESAS Occidente

Comisión Científica

Beatriz Labate

Beatriz Caiuby Labate posee un Ph.D. en Antropología Social de la Universidad Estatal de Campinas (UNICAMP), Brasil. Sus principales áreas de interés incluyen el estudio de sustancias psicoactivas, políticas de drogas, chamanismo, rituales y religión. Es Profesora Visitante del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), en Guadalajara. Es a la vez, co-fundadora del Núcleo de Estudios Interdisciplinarios sobre Psicoactivos (NEIP), editora de su sitio (http://www.neip.info), y Miembro de Consejo Consultivo de la Plataforma Brasileña de Política de Drogas (http://pbpd.org.br/wordpress). Es autora, co-autora, y co-editora de doce libros, un journal de edición especial y distintos artículos con sistema de dictaminación autónoma. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores Mexicano (SNI), nivel I. Para más información, entre a: http://bialabate.net/

Maurício Fiore

Maurício Fiore es Maestro en Antropología Social de la Universidad de São Paulo (USP) y Doctor en Ciencias Sociales de la Universidad Estatal de Campinas (UNICAMP), Brasil. Trabaja como investigador en el Centro Brasileiro de Análise y Planejamento (CEBRAP) y como coordinador científico de la Plataforma Brasileña de Política de Drogas (http://pbpd.org.br/wordpress). Es también investigador del Núcleo de Estudios Interdisciplinarios sobre Psicoactivos  (NEIP, www.neip.info). Investiga el uso de sustancias psicoactivas desde perspectivas diversas y es autor de varios trabajos sobre el tema, entre los cuales  destacan su libro Uso de “drogas”: controvérsias médicas e  o debate público y el libro co-editado Drogas e Cultura: novas perspectivas.

Cristiano Avila Maronna

Cristiano Avila Maronna es licenciado en Derecho por la Universidad de São Paulo (1992), Maestro en Derecho Penal por la Universidad de São Paulo (2002) y Doctor en Derecho Penal por la Universidad de São Paulo (2006), Brasil. Tiene especialidad en derecho penal por la Universidad de Salamanca y en derecho penal económico por la Universidad de Coimbra. Es abogado inscrito en la sección paulista del Colegio de Abogados de Brasil (OAB/SP); socio de la sociedad de abogados  Maronna, Stein y Mendes (www.msm.adv.br); Director del Instituto Brasileño de Ciencias Criminales (IBCCRIM, www.ibccrim.org.br), Presidente de la Plataforma Brasileña de Política de Drogas (http://pbpd.org.br/wordpress). Es también investigador del Núcleo de Estudios Interdisciplinarios sobre Psicoactivos (NEIP, www.neip.info). Tiene experiencia en el área de derecho, con énfasis en Derecho Penal y Criminología.

Thiago Rodrigues

Thiago Rodrigues es doctor en Relaciones Internacionales por la Pontificia Universidad Católica de Sao Paulo/PUC-SP, Brasil, con instancia doctoral en la Université de la Sorbonne Nouvelle/Paris III. Es profesor de Instituto de Estudios Estratégicos (INEST) de la Universidad Federal Fluminense (UFF), Rio de Janeiro, Brasil; investigador del Núcleo de Sociabilidade Libertária (Nu-Sol/PUC-SP) ; investigador asociado a la Coordinadora Regional de Investigaciones Económicas y Sociales (CRIES/Argentina); e investigador del Núcleo de Estudios Interdisciplinarios sobre Psicoactivos (NEIP, www.neip.info). Es autor de libros como Narcotráfico, uma guerra na guerra (2ª edición 2012) y Política e drogas nas Américas (2004).

Jorge Hernández Tinajero

Jorge Hernández Tinajero nació en la Ciudad de México en 1970. É Politólogo e internacionalista por la UNAM, se ha especializado en política de drogas y temas relacionados con éstas: cannabis, reducción de riesgos y daños, análisis de sustancias, mercados de drogas. É socio fundador de la Asociación Mexicana para el Estudio de la Cannabis (AMECA) y del Colectivo por una Política integral hacia las Drogas (CuPIHD A.C.), del que fue Presidente y Director ejecutivo de octubre de 2009 a enero 2015. Entre sus publicaciones se encuentran: “¿Qué hacer con las drogas? Apuntes para un mundo mejor” (Lenguaraz, 2010); “Drogas y Violencil” (Editorial Jus, 2011); “Views from the Frontline. Drug Policy in Mexico en Rethinking the War on Drugs Through the US-Mexico Prism” (Yale University, 2012), “Informe Jalisco. Más allá de la guerra de las drogas” (Cal y Arena, 2012, en coautoría Héctor Aguilar Camín, Eduardo Guerrero, et al.);Marihuana DF. El mercado y sus dimensiones: una propuesta para usuarios y autoridades” (Cuaderno CuPIHD, 2012, en coautoría con Carlos Zamudio); “La Mota. Compendio actualizado de la mariguana en México” (Editorial Random House Mondadori, 2013, en coautoría con Leopoldo Rivera y Julio Zenil).

Zara Snapp

Zara Snapp nació en Coatepec, Veracruz, creció en los Estados Unidos y actualmente vive en la Ciudad de México. Obtuvo una licenciatura en Ciencias Políticas por la Universidad de Colorado en Denver y una Maestría en Políticas Públicas por la Universidad de Harvard donde fue galardonada como una National Truman Scholar y una Public Service Fellow. Actualmente trabaja temas de política de drogas e incidencia internacional con la Comisión Global de Políticas de Drogas y otras organizaciones nacionales e internacionales. Es integrante del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y tiene amplia experiencia en temas de la educación sexual, la reforma judicial, la democracia y la participación cívica. 

Ponentes

po_and-fab

Andrés Fábregas Puig obtuvo su doctorado en Antropología en el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) en la ciudad de México, D.F. en el año de 1990. Ha trabajado temas variados desde el nahualismo (cosmovisión) hasta formación del poder local. Ha aplicado modelos etnohistóricos para explicar la variedad regional mexicana. Fue parte del grupo fundador del Departamento de Antropología de la Universidad Autónoma Metropolitana- Iztapalapa en el D.F. Fundó la Unidad Sureste del CIESAS con sede en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, mismo estado en donde fundó la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas de la que fue Rector. Actualmente es investigador de tiempo completo en el CIESAS de Occidente en donde es también docente en el Programa de Doctorado en Antropología. Investiga la articulación entre rancheros y grupos indígenas (chichimecas) del noroccidente de México en el siglo XIX. Ha sido profesor de antropología en México y en el extranjero y ha publicado libros y artículos acerca de los temas que investiga. Es miembro del Consejo Directivo del Consejo Mexicano de Ciencias Sociales (COMECSO).


Henrique Carneiro é historiador, bacharel, mestre e doutor em História Social pela Universidade de São Paulo (USP). Realizou estágios acadêmicos na França e na Rússia. Foi durante cinco anos (1998-2003) professor na Universidade Ouro Preto (UFOP). Atualmente é professor na cadeira de História Moderna no Departamento de História da USP e pesquisador do Núcleo de Estudos Interdisciplinares sobre Psicoativos (NEIP). Publicou seis livros e diversos artigos para jornais e revistas acadêmicas. Sua linha de pesquisa atual aborda a história da alimentação, das drogas e das bebidas alcoólicas.


A gênese dos abstencionismos e proibições contemporâneas na historiografia norte-americana e alguns reflexos no Brasil

A gênese dos movimentos e políticas proibicionistas de certas substâncias psicoativas no contexto contemporâneo surgiu no século XIX, como parte de uma atitude religiosa abstencionista, imposta como política pública. Desde a lei de proibição do álcool no Maine, em 1851, até a constituição do acordo de Haia de 1912, referente ao ópio, e a aprovação da Lei Volstead em 1919, que proibiu o álcool nos EUA, decorreu um período de intenso debate sobre a proibição, defendida por setores evangelicalistas, industrialistas e até feministas. Nesta exposição, buscarei resumir os debates historiográficos relativos à Proibição nos EUA, e também tratarei, em segundo lugar, de alguns reflexos desse debate no Brasil do início do século XX.


Esther Jean Langdon era profesora titular de la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC) hasta 2014, cuando jubiló. Obtuve su doctorado en la Universidad de Tulane (EEUU) en 1974. El foco de sus investigaciones doctorales trata del chamanismo y la relación entre cosmología, enfermedad y prácticas cotidianas entre los Siona de Colombia. Trabaja en el Brasil desde 1983, donde ha continuado con sus intereses en chamanismo, ritual y narrativa. También ha trabajada con la política de salud indígena en el Brasil. Es investigadora del CNPq 1B y Coordinadora del Instituto Nacional de Pesquisa Brasil Plural. Ha publicado 6 libros y cuenta con mas que 150 artículos publicados en revistas e libros de América Latina, los Estados Unidos e Europa.


Violencia, Desplazamiento y un Proyecto de Patrimonio Chamánico: Resiliencia Indígena en la Región del Putumayo en Colombia

Durante los últimos 30 años, la región de Putumayo en la Amazonia colombiana ha sido escenario de violencia rural y urbana resultante de la producción de cocaína y de los enfrentamientos entre traficantes, guerrilla, paramilitares y las fuerzas militares. El epicentro de esta violencia pasa por el pequeño resguardo siona de Buenavista; grupos opuestos lo invaden, plantan minas terrestres antipersonales, bombardean sus alrededores incluso con napalm y amenazan a sus residentes. Atrapados entre la guerrilla y los paramilitares, cada familia tiene un hijo, hija o padre asesinado por un grupo armado  o por otro. La tristeza y el miedo han llevado a muchos a huir y reubicarse en los centros urbanos. A lo largo de la historia colonial y post-colonial, las prácticas chamánicas, basadas en la ingestión de ayahuasca, fueron el núcleo de la identidad siona y de su resiliencia como colectividad. Sin embargo, en la década de 1970, sin chamanes maestros o sin aprendices, el chamanismo estaba decayendo. Hoy el chamanismo siona está experimentando un importante proceso de revitalización. Debido a las fuerzas internas que vinculan la identidad y el chamanismo, la política pública y los derechos indígenas, y el creciente movimiento neo-chamánico, nuevos chamanes han surgido y las actuaciones rituales han sido revividas tanto en el resguardo como en los centros urbanos. En este artículo exploro el papel de la revitalización del patrimonio chamánico y el uso de la ayahuasca en la reafirmación de la identidad étnica, esencial para la sobrevivencia de la comunidad frente a la recurrente violencia.

 


Raquel Gutiérrez Nájera es abogada por la Universidad de Guanajuato, Maestra en Derecho Penal por la Universidad de Guadalajara y Doctora en Ciencias Penales por el Instituto Nacional de Ciencias Penales. Es profesora-Investigadora de tiempo completo Titular C, de la Universidad de Guadalajara, donde labora desde 1987 a la fecha. Coordina diferentes proyectos de investigación relativos a los temas de medio ambiente, acceso a justicia, derechos humanos y cambio climático. Forma parte del Sistema Nacional de Investigadores en la categoría de Investigador Nacional Nivel I. Participa en el Consejo Interamericano sobre Espiritualidad Indígena, dedicada al reconocimiento de las culturas ancestrales y sus aportes a la civilización contemporánea.


Salvador Maldonado Aranda obtuvo su maestría y doctorado en antropología en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Iztapalapa. Posee un posdoctorado en Antropología en la Universidad de Barcelona (UAB). Su área de especialidad es el estudio del Estado, la ciudadanía y la democracia a través de ópticas de seguridad, violencia e ilegalidad. Actualmente es Profesor Investigador en El Colegio de Michoacán (Colmich), donde desarrolla un proyecto de investigación sobre las paradojas de la democracia desde una perspectiva local, y otro sobre las transformaciones de la violencia en el estado de Michoacán. Es autor de dos libros y más de 40 artículos y capítulos de libro de reconocimiento internacional; editor y coordinador de varios números de revistas indexadas y libros colectivos. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores, Nivel II. Ha recibido diversos premios y reconocimientos (INAH, UNAM y ITAM), además de haber sido asesor y consultor en diversas instituciones del gobierno federal y estatal.


Procesos de pacificación en Michoacán: del movimiento de autodefensa a las nuevas policías rurales

En esta ponencia se examinarán las transformaciones en torno a la seguridad que se produjeron después de la intervención federal en el estado de Michoacán con el fin de combatir la criminalidad. Se pondrá especial énfasis en las políticas estatales que pretendieron desarticular el crimen organizado y contener el movimiento de autodefensa para, así, generar nuevos procesos de gobernabilidad. El nuevo esquema de intervención de la Federación en situaciones de estados locales fallidos se ha convertido en un experimento muy significativo en las políticas de combate a la criminalidad, que vale la pena estudiar por sus alcances y limitaciones en el marco de los bolsones de ingobernabilidad que periódicamente se generan en México.


Gabriel Feltran é Professor do Departamento de Sociologia da Universidade Federal de São Carlos (UFSCar), Coordenador de Pesquisa do Centro de Estudos da Metrópole (CEM) e Pesquisador do Núcleo de Etnografias Urbanas do Centro Brasileiro de Análise e Planejamento (CEBRAP). Doutor em Ciências Sociais pela Universidade Estadual de Campinas (UNICAMP), com estágio doutoral na École des Hautes Études en Sciences Sociales (EHESS). Atualmente pesquisa as dinâmicas sociais, políticas e de mercado nas periferias urbanas, com foco nos grupos marginalizados e no “mundo do crime” em São Paulo. Coordenador do NaMargem – Núcleo de Pesquisas Urbanas, que integra os projetos “As margens da cidade” (CEPID/CEM – FAPESP) e “A gestão do conflito na produção da cidade contemporânea” (Temático FAPESP/USP).


Políticas estatais e políticas do “crime” na regulação do tráfico de drogas em São Paulo

A comunicação parte do pressuposto de que não são apenas políticas estatais as que regulam o tráfico de drogas em São Paulo. O mundo do crime também produz políticas ativas de regulação do mercado de drogas, tão relacionadas quanto reativas às poliíticas estatais. Baseado em etnografia conduzida nas periferias de São Paulo entre 2005 e 2011, bem como em desdobramentos analíticos mais recentes, propõe-se uma leitura da trajetória dos modos de construção da ordem reguladora do mercado de drogas em São Paulo, dos anos 1970 até hoje. Destaca-se o período entre 1993 e 2012, de criação, expansão e consolidação da hegemonia do Primeiro Comando da Capital (PCC) – a principal facção do crime paulista – nessa regulação.


Antonio Rafael Barbosa é professor do Departamento de Antropologia e do PPGA da Universidade Federal Fluminense (Rio de Janeiro). Desenvolve pesquisas com os seguintes temas: movimentos minoritários; práticas de uso e comércio de drogas; sistema penitenciário. É autor do livro “Um abraço para todos os amigos: algumas considerações sobre o tráfico de drogas no Rio de Janeiro” (EDUFF, 1998) e organizador da coletânea “(I)legal: etnografias em uma fronteira difusa” (EDUFF, 2013).


Mudanças nas dinâmicas faccionais do crime no Rio de Janeiro a partir das “Unidades de Polícia Pacificadoras” (UPPS)

Nesta comunicação pretendo abordar as dinâmicas faccionais que conformam o mercado varejista da droga no Rio de Janeiro, particularmente aquele que se desenvolve nos bairros pobres e favelas da cidade, considerando as recentes mudanças trazidas com o advento de uma nova estratégia de policiamento, as “Unidades de Polícia Pacificadora” (UPPs). Apresentarei um breve histórico de como tal mercado se consolidou nas últimas décadas, atentando para suas principais características de funcionamento – as alianças faccionais, as hierarquias dos grupos locais, as relações de complementaridade entre “cadeia” e “rua” e entre “crime” e controle policial – para em seguida apontar algumas transformações em tais dinâmicas segmentares geradas com a entrada das UPPs no que se convencionou chamar de “territórios do crime”. Neste caso, o exame conciso da implantação de tal modelo de policiamento nos últimos anos servirá como contraponto para a descrição do quadro atual.


Arturo Villarreal Palos es Doctor en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México y Abogado y Maestro en Derecho Penal por la Universidad de Guadalajara. Se especializa en temas de Derecho Penal, Derecho Internacional Penal y el Sistema de Justicia en materia penal. Es Profesor Investigador Titular “C” en el Departamento de Derecho Público del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Guadalajara. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores, con reconocimiento de Investigador Nacional Nivel II. Pertenece también a la Asociación Internacional de Derecho Penal y a la Academia Jalisciense de Ciencias. Ha publicado múltiples trabajos sobre temas penales, justicia penal y derechos humanos, entre los que destacan los libros Culpabilidad y Pena e Introducción al Derecho Penal de los Tratados Internacionales en México, ambos de Editorial Porrúa.


Thiago Rodrigues es doctor en Relaciones Internacionales por la Pontificia Universidad Católica de Sao Paulo/PUC-SP, Brasil, con instancia doctoral en la Université de la Sorbonne Nouvelle/Paris III. Es profesor de Instituto de Estudios Estratégicos (INEST) de la Universidad Federal Fluminense (UFF), Rio de Janeiro, Brasil; investigador del Núcleo de Sociabilidade Libertária (Nu-Sol/PUC-SP) ; investigador asociado a la Coordinadora Regional de Investigaciones Económicas y Sociales (CRIES/Argentina); e investigador del Núcleo de Estudios Interdisciplinarios sobre Psicoactivos (NEIP, www.neip.info). Es autor de libros como Narcotráfico, uma guerra na guerra (2ª edición 2012) y Política e drogas nas Américas (2004).


Política de drogas y la “lógica de la guerra” en Brasil (en co-autoria con Beatriz Labate)

La política de drogas en Brasil sigue en compás de indefinición entre propuestas legales progresistas (con énfasis en salud pública) y otras con énfasis en seguridad pública que buscan profundizar prácticas punitivas. La tradición de la seguridad pública en Brasil sigue la lógica del combate selectivo entablado por el Estado en contra de grupos y prácticas sociales específicas. La constante producción del “enemigo interno” se transforma contemporáneamente sustituyendo el “subversivo” del período de la Guerra Fría, por el narcotraficante, mientras sostiene el miedo constante ante las presuntas “clases peligrosas”. Esta comunicación pretende exponer bajo el concepto de “modus militari” cómo hay en Brasil una lógica militarizada que se nota en la conducción del prohibicionismo y que es accionada tanto por las policías militares como por las Fuerzas Armadas que crecientemente son convocadas a participar en vigilancias de frontera y en programas de pacificación de favelas.


Jorge Javier Romero Vadillo es politólogo. Hizo sus estudios de licenciatura en la Universidad Autónoma Metropolitana – Iztapalapa, los de maestría en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y los de doctorado en la Universidad Complutense de Madrid. Es profesor–investigador titular C del Departamento de Política y Cultura de la Universidad Autónoma Metropolitana–Xochimilco y ha impartido en la Facultad de Ciencia Políticas y Sociales de la UNAM, la Universidad Autónoma del Estado de México y la Universidad Autónoma de Campeche. Ha realizado estancias de investigación en el Instituto de Estudios Sociales Avanzados del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España. Actualmente realiza una estancia sabática en el Programa de Política de Drogas del Centro de Investigación y Docencia Económica, sede región centro. Fue ganador de varios premios (Fundación Nexos, Ateneo Español de México). Ha participado, también, en la política militante. Fue fundador y dirigente de Democracia Social y coordinó el programa de la campaña presidencial de Gilberto Rincón Gallardo en 2000 y México Posible durante la campaña electoral de 2003. Trabajó en el Instituto Federal Electoral y fue director de la Fundación Voz Alternativa. Es integrante del comité directivo de la Coalición Ciudadana por la Educación y presidente del Colectivo por una política integral hacia las drogas (CUPIHD). Forma parte del Consejo Asesor de la Red de Rendición de Cuentas. Ha sido integrante de la mesa editorial de Nexos y del Comité Editorial de la revista Política y Gobierno del CIDE, y articulista de La Crónica de Hoy, El Universal y Sin Embargo. Sus libros más recientes son: Para entender la instituciones políticas. México en su bicentenario (Nostra, 2010) y Obesidad ¿qué hacer? Políticas al vapor, problema de peso (La Hidra, 2012).


Producción y tráfico de drogas en México: qué, quienes, cuanto, dónde y por dónde

La idea de la ponencia es exponer la información disponible sobre las drogas ilegales que se trafican, las que se producen y de qué tamaño es realmente ese mercado; dados los datos contradictorios e incompletos con los que se cuenta, el panorama es simplemente aproximativo, y se expondrán los conflictos de información existentes. Las fuentes de información preferentes son los documentos de organizaciones oficiales, ya sean internacionales o estatales, aunque se use también como contraste la información de think tanks o de investigaciones periodísticas. Se revisan los documentos disponibles públicamente de la UNODC, de la OEA, de la DEA, de la Casa Blanca y los generados por las agencias gubernamentales mexicanas.


José Manuel Valenzuela Arce es doctor en Ciencias Sociales con especialidad en Sociología por El Colegio de México. Es profesor-investigador del Departamento de Estudios Culturales de El Colegio de la Frontera Norte y miembro del Sistema Nacional de Investigadores (Nivel III) del CONACYT. Actualmente se desempeña como Secretario General Académico de El Colef. Sus investigaciones han abordado temas relacionados con cultura e identidad, fronteras culturales, movimientos sociales, culturas juveniles, sociología urbana y cultura popular. Sus obras más recientes son: “Transfronteras. Fronteras del mundo y procesos culturales” (2014), “Tropeles Juveniles. Culturas e identidades (trans) fronterizas” (2014), “Tijuanas invisibles: de sueños, miedos y deseos” (2012), “Sed de mal. Feminicidio, jóvenes y exclusión social” (2012), “Welcome amigos to Tijuana. Graffiti en la frontera” (2012). “Jefe de jefes. Corridos y narcocultura en México” (2010), “Impecable y Diamantina. P.S. Democracia adulterada y proyecto nacional”, (2009).


Narco Cultura y Necro Poder

La presencia visible del llamado crimen organizado generó representaciones que identifican y definen a la narcocultura, concepto que alude a la participación del narcomundo como referente de construcción colectiva de sentidos y significados de vida y de muerte: Muerte cruenta, muerte impune, muerte artera. Para definir el concepto de narcocultura, me posicionaré en una perspectiva semiótica de cultura y, recuperando a Clifford Geertz, utilizaré el concepto de cultura como urdimbre de significaciones sociales, donde las personas se encuentran inmersas en las tramas de significación que han construido. Por ello, y recuperando una idea central del autor, considero a la cultura como una ciencia interpretativa en busca de significaciones. Entiendo por cultura a los procesos intersubjetivos que participan en la construcción, definición y significación colectiva del sentido de mundo, de vida y de muerte. Recuperando la propuesta de Stuart Hall, asumo la importancia de interpretar la coyuntura, o el contexto (como asienta Grossberg) en el estudio cultural, por ello, la comprensión de la narcocultura implica estudiar el contexto social que la posibilita, incluido el marco prohibicionista, la biopolítica, la necropolitica, las bioresistencias, las representaciones e imaginarios del narcomundo. Comprender la narcocultura como imaginario que expresa sentidos y significados de vida y de muerte, necesita considerar las condiciones objetivas de vida, el contexto social, las opciones de movilidad social, el marco axiológico y la credibilidad de los campos institucionales y sus representantes.


Ángela Renée de la Torre Castellanos es Doctora en Ciencias Sociales, con especialidad en Antropología Social por el CIESAS y la Universidad de Guadalajara. Desde 1993 se desempeña como Profesora Investigadora del CIESAS Occidente, en la ciudad de Guadalajara. Es investigadora nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI). Miembro de la Academia Mexicana de las Ciencias. Sus distintas investigaciones tienen como interés central el estudio y comprensión de las culturas e identidades urbanas contemporáneas, con especial énfasis en el estudio de las transformaciones en las creencias y prácticas religiosas contemporáneas. En los últimos años, se ha dedicado al estudio de la diversidad religiosa en México y de las dinámicas de transnacionalización de las danzas rituales aztecas y de la religiosidad popular. Entre sus publicaciones más recientes se encuentran Religiosidades nómadas. Creencias y prácticas heterodoxas en Guadalajara (México: CIESAS, 2012); Creer y practicar en México. Comparación de tres encuestas sobre religiosidad (libro colectivo en coautoría con María Eugenia Patiño, Cristina Gutiérrez, Hugo José Suárez, Genaro Zalpa, y Yasodhara Silva; Aguascalientes: Universidad de Aguascalientes/CIESAS/El Colegio de Jalisco, 2014); y la edición de los siguientes libros colectivos: El don de la ubicuidad. Rituales étnicos multisituados (México: CIESAS, 2012); y Variaciones Latinoamericanas del New Age (Con Cristina Gutiérrez Zúñiga y Nahayeilly Juárez Huet; México: CIESAS, 2013).


Brad Burge es Director de Comunicación y Marketing de la Asociación Multidisciplinaria para Estudios Psicodélicos (MAPS). Recibió su licenciatura en comunicación y psicología por la Stanford University en 2005 y su maestría en comunicación por la University of California, San Diego en 2009. Sus estudios se enfocaron en los cambios políticos, científicos y culturales que se requieren para transformar las drogas ilegales en medicinas legítimas. Como estudiante en Stanford, pasó cuatro meses estudiando español y la cultura latinoamericana en Santiago, Chile. Ha trabajado en el campo de reforma de la política de las drogas de desde 2008, y empezó a trabajar con MAPS en 2009. Brad también sirve como consultor, escritor y editor para organizaciones e individuales trabajando en la ciencia de el cannabis y drogas psicodélicas, la política de drogas y la terapia psicodélica. Brad nació en California, y vive en el este de la Bahía de San Francisco.


La Ciencia y la Medicina Psicodélica del Siglo XXI

Uno de los resultados negativos de la guerra mundial contra las drogas ha sido la supresión de investigaciones científicas sobre los usos benéficos de las drogas psicodélicas y el cannabis.  Desde su fundación en 1986, una organización sin ánimo de lucro llamada Asociación Multidisciplinaria para Estudios Psicodélicos (MAPS por sus siglas en inglés) ha invertido más de $20 millones en crear contextos legítimos para los usos seguros y terapéuticos de ciertas drogas criminalizadas. Repasaré brevemente la historia de la terapia psicodélica, y resumiré investigaciones internacionales actuales sobre varios usos específicos de las drogas psicodélicas, incluyendo la psicoterapia asistida por la MDMA para tratar trastorno por estrés postraumático (TEPT, o PTSD) y ansiedad, terapia asistida con uso de ayahuasca para el TEPT y la adicción a otras drogas, terapia asistida con uso de ibogaína para tratar la adicción, psicoterapia asistida por el LSD para la ansiedad asociada con enfermedades que amenazan la vida, y más. También discutiré esfuerzos corrientes para desarrollar el cannabis botánico hacia un tratamiento legal disponible por prescripción, y repasar cómo las drogas psicodélicas se están transformando en los medios de comunicación desde drogas de abuso hacia herramientas medicinales, espirituales, y creativas. Finalmente, exploramos la visión que MAPS intenta manifestar con el apoyo de la comunidad científica internacional, incluso el establecimiento de clínicas legales para la terapia psicodélica y la legitimación de conocimientos y prácticas occidentales e indígenas para los usos benéficos del cannabis y de las sustancias psicodélicas.


Elena Azaola es antropóloga y psicoanlista y durante más de 30 años ha realizado investigación sobre fenómenos delictivos y políticas criminológicas. Ha publicado 200 trabajos tanto en México como en 15 países y sus investigaciones han recibido diversos premios y reconocimientos. Es Profesora Investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), en la Ciudad de México.


La política contra las drogas y sus efectos en las prisiones en América Latina

La ponencia se enfocará en los principales problemas que enfrentan las prisiones en América Latina y de qué manera la política contra las drogas representa un factor que tiene un peso fundamental que impide resolver de manera adecuada la problemática de las prisiones. Se analizan también otros efectos de las políticas contra las drogas y se proponen alternativas de política criminológica que ofrezcan respuestas más apropiadas y racionales a los problemas que plantea la inseguridad en la región.


Luciana Boiteux recibió su título de abogado en la Universidad del Estado de Río de Janeiro (UFRJ), y su J.D. de la Universidad de São Paulo (USP), y actualmente es profesora asociada en derecho penal en la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), Brasil, donde coordina el Grupo de Investigación de Políticas de Drogas y Derechos Humanos en el Laboratorio de Derechos Humanos. Es también investigadora del Núcleo de Estudios Interdisciplinarios sobre Psicoactivos (NEIP, www.neip.info). Sus intereses de investigación incluyen la política de drogas y de los tratados internacionales de derechos humanos, con un enfoque en la relación entre las leyes sobre drogas, los sistemas penitenciarios, y condena en causas penales relacionadas con las drogas ilícitas. Asimismo, es miembro de numerosos consejos asesores de organizaciones no gubernamentales y sociedades profesionales en Brasil.


Proibicionismo, Sistema Penal e Gênero no Brasil e na América Latina

Será analisado o impacto do proibicionismo e da guerra às drogas sobre o já sobrecarregado sistema penal brasileiro e latino americano, pela seletividade de sua atuação, que atinge os mais pobres e vulneráveis, com destaque para as questões de gênero, diante do crescente encarceramento de mulheres por tráfico de drogas e as consequências sociais disso. Serão trazidos dados comparativos sobre prisões no Brasil e na América Latina para demonstrar que o crescimento do número de presos na região (especialmente de mulheres) está diretamente ligado à repressiva política de drogas e à violação de direitos e garantias individuais na aplicação das leis de drogas.


Fábio Mallart é Mestre em Antropologia Social pela Universidade de São Paulo (USP). Atualmente é Doutorando em Sociologia pela mesma Universidade. É pesquisador do Núcleo de Etnografias Urbanas, do Centro Brasileiro de Análise e Planejamento (CEBRAP). Se dedica à pesquisa de temas em sociologia urbana, tendo como foco de suas investigações as dinâmicas criminais, o sistema prisional, o sistema socioeducativo de internação para adolescentes e as políticas governamentais de controle do crime.


Entre a lógica punitiva-carcerária e a lógica medicalizante: técnicas de gestão de corpos indesejáveis e perigosos

A proposta de trabalho que ora apresento, tendo como base pesquisa etnográfica realizada em distintos territórios urbanos da cidade de São Paulo, consiste em uma tentativa de compreender as crescentes práticas de encarceramento em massa e medicalização que, como duas linhas de força entrelaçadas, conectam periferias urbanas, prisões e unidades de internação destinadas aos adolescentes que cometeram atos infracionais. Tratam-se de territórios urbanos que se configuram como objetos de ações governamentais que operam a partir de lógicas complementares. Por um lado, tem-se a existência de um vetor punitivo-carcerário que, entre outros efeitos, gerou o encarceramento de milhares de pessoas nas duas últimas décadas. Por outro, nota-se a existência de um vetor medicalizante, que opera na gestão dos corpos daqueles que sobrevivem em áreas periféricas, mas também na contenção dos que foram confinados em instituições de controle social como, por exemplo, as prisões. Nesse sentido, o encarceramento em massa e a medicalização via remédios psiquiátricos configuram-se como técnicas de gestão inter-relacionadas. Trata-se de apreender esses dois vetores – compreendidos aqui como um conjunto heterogêneo de práticas, discursos, leis, instituições e políticas governamentais – como se constituíssem um dispositivo de controle, que opera na gestão de corpos considerados indesejáveis e perigosos.


Rafael Ferreira Vianna es licenciado en Derecho por la Universidad Federal do Paraná (2005), Maestro (2010) e estudiante de Doctorado en Ciencias Jurídico Penales por la Facultad de Derecho de la Universidad de Lisboa (FDUL). Es investigador del Centro de Investigación en Derecho Penal e Ciencias Penales de Lisboa (CIDPCC) y actúa profesionalmente como Delegado de la Policía Civil/Judicial do Paraná, Brasil. Es autor de los libros “Diálogos sobre segurança pública: o fim do estado civilizado” (Editora Íthala, 2011); “A melhor maneira de viver: inquietações da razão humana” (Editora do Chain, 2012); “Sobre crime, processo, pena e desculpa: ensaios reunidos” (Editora Blanche, 2013); y “Reflexões sobre segurança pública: nada mais do que tudo isso” (Editora Plano B, 2014). Para más información: www.delegadorafaelvianna.blogspot.com


Carlos Alberto Zamudio Angles es etnólogo. Es especialista en Medicina Social y estudioso de los mercados locales de drogas. Es Investigador del Colectivo por una Política Integral hacia las drogas. Ha escrito diversos artículos sobre los mercados de drogas, los usuarios y la vulnerabilidad de sus derechos humanos. También ha sido asesor del Informe Drogas y Derechos Humanos publicado por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (2014). Ha expuesto sus trabajos en diversas reuniones sobre mercados de drogas y la participación de poblaciones vulnerables, entre las que destacan las organizadas por la Organización de Estados Americanos y en el Woodrow Wilson Center. Ha recibido reconocimientos por sus trabajos en el que destaca el Premio Fray Bernardino de Sahagún 2008, otorgado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México. Asimismo, ganó el Premio Nacional a la mejor tesis en Ciencias Sociales 2008, otorgado por el Colegio de Michoacán.


Abusos en centros de tratamiento en internamiento para usuarios de drogas 

Los centros de tratamiento para usuarios de drogas son escasos, pero los relativos a usuarios que requieren tratamientos en internamiento son prácticamente nulos. De hecho, la casi totalidad de servicios que ofrecen internamiento en el país la ofrecen centros no gubernamentales que operan con el modelo de ayuda mutua. Estos centros suelen aplicar “tratamientos” en los que se abusa de los derechos de los pacientes internos; entre los más comunes, hacinamiento, alimentación deficiente y de mala calidad, violencia verbal, castigos físicos e incluso tortura. Sin embargo, las dependencias de salud pública encargadas de supervisar que los centros cumplan la normatividad en la materia han sido débiles, cuando no omisas, en su obligación. En este contexto, es necesario evidenciar los malos tratos y abusos que se practican en un número importante de centros de atención a usuarios de drogas y la deficiente aplicación de la ley por parte de las dependencias públicas encargadas. Pero también es necesario plantear recomendaciones basadas en evidencia para que parientes preocupados por la salud de quienes tienen un uso problemático de drogas cuenten con más elementos para decidir donde éstos puedan ser atendidos.


Taniele Rui é Doutora em Antropologia Social pela Universidade Estadual de Campinas (UNICAMP), Brasil. Atualmente é pós-doutoranda do Núcleo de Etnografias Urbanas, do Centro Brasileiro de Análise e Planejamento (CEBRAP), e conselheira titular do Conselho Nacional de Políticas sobre drogas (CONAD; representante antropólogo). É membro também do Núcleo de Estudos Interdisciplinares sobre psicoativos (NEIP, www.neip.info) e do Laboratório de Estudos Interdisciplinares sobre Usos de Psicoativos (LEIPSI). Vem se dedicando à pesquisa de temas em antropologia urbana, com foco em vidas e situações-limites, produzindo investigações etnográficas sobre margens urbanas, políticas sociais destinadas a populações em situação de risco e vulnerabilidade, corporalidades abjetas, violência, segurança pública, saúde pública, instituições totais consumo de drogas e projetos políticos/terapêuticos concorrentes sobre drogas (como, por exemplo, disputas entre programas de redução de danos e comunidades terapêuticas).


O Programa De Braços Abertos naCracolândia”: questões de uma avaliação

O Programa “Braços Abertos”, conduzido desde janeiro de 2014 pela Prefeitura do Município de São Paulo-Brasil, foi implementado na região que ficou notadamente conhecida, por conta da grande concentração de consumidores de crack, como “Cracolândia”. Ancorado em propostas de redução de danos, atualmente, oferece moradia, três refeições diárias e oportunidade de trabalho e renda (15 reais por 4 horas trabalhadas). Segundo números oficiais, 513 pessoas são beneficiárias do programa: 307 homens, 169 mulheres e 37 crianças. Em janeiro deste ano, coordenei a avaliação preliminar do programa, objetivando colher informações junto a seus beneficiários para verificar o impacto deste em suas vidas cotidianas e em seus hábitos de consumo de crack. Para tanto, a avaliação contou com dois tipos de levantamento e informação: o primeiro, de natureza quantitativa, baseado na aplicação de questionários; o segundo, de natureza qualitativa, baseado em análise aprofundada de narrativas de um grupo menor de beneficiários. Nesta apresentação, apresentarei resultados dessa pesquisa, bem como discorrerei acerca dos desafios das políticas de redução de danos em um contexto proibicionista.


Carlos Antonio Flores Pérez nació en la Ciudad de México en 1972, es Doctor en Ciencias Políticas y Sociales, Maestro en Estudios Políticos y Sociales y Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública. Obtuvo estos grados en la UNAM, todos con Mención Honorífica. Es autor de Historias de polvo y sangre. Génesis y evolución del tráfico de drogas en el estado de Tamaulipas; y de El Estado en crisis: crimen organizado y política. Desafíos para la consolidación democrática, ambos publicados por el CIESAS; coautor de otros nueve libros especializados en cuestiones de seguridad y delincuencia organizada y autor de varios artículos en esas materias en revistas académicas y de divulgación. Ha sido conferencista en diversas instituciones de México, Estados Unidos, Europa y Sudamérica, así como profesor visitante en las Universidades de Oslo, Noruega y Connecticut, Estados Unidos. Actualmente es profesor-investigador del Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) de México, D.F. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores, categoría I. El Centro de Derechos Humanos de la Universidad de Connecticut lo ha designado Research Affiliate. Su línea de investigación es la corrupción asociada al tráfico de drogas y la delincuencia organizada.


Historias de polvo y sangre: Génesis y evolución del tráfico de drogas en el estado de Tamaulipas

¿Cuáles son las razones que han hecho del estado de Tamaulipas una de las regiones arquetípicas en términos de tráfico de drogas y violencia asociada a este fenómeno? Los procesos históricos que condujeron a la consolidación de estos fenómenos en Tamaulipas derivan del establecimiento temprano de prácticas corruptas consolidadas por personajes que mantuvieron un amplio ascendiente sobre la entidad desde los años cuarenta. El tráfico de drogas y su violencia no irrumpieron hace pocos años en el escenario regional: estuvieron presentes desde tiempo atrás, auspiciados por actores que las instituciones de seguridad y procuración de justicia mexicanas habían detectado desde hace varias décadas. En esta presentación se muestran esos procesos y se ubica a los personajes que –a partir de la evidencia contenida en documentos gubernamentales ahora públicos y en fuentes hemerográficas- parecen compartir la responsabilidad histórica del desbordamiento institucional que hoy día enfrenta esa entidad.


Frederico Policarpo possui graduação em Ciências Sociais pela Universidade Federal do Rio de Janeiro; Mestrado e Doutorado em Antropologia pela Universidade Federal Fluminense (PPGA/UFF). É Professor Adjunto de Antropologia no curso de Políticas Públicas, Departamento de Educação, Campus Angra dos Reis, da Universidade Federal Fluminense (IEAR/UFF). É pesquisador vinculado ao Instituto Nacional de Ciência e Tecnologia- Instituto de Estudos Comparados em Administração Institucional de Conflitos (INCT-InEAC), da Universidade Federal Fluminense e também pesquisador do Núcleo de Estudos Interdisciplinares sobre Psicoativos (NEIP).


Mais especialistas do que dependentes químicos? Uma reflexão sobre a indústria de tratamento da drogas

A aproximação entre o poder jurídico e o saber científico que informa o dispositivo das drogas é um fenômeno já bem debatido. Considera-se que o desenvolvimento desta matriz médica-jurídica faz parte de processos políticos e históricos que levaram à centralização das relações de poder sob a organização do Estado moderno e valorização do autocontrole das condutas. Quer tenha sido resultado da ampliação das cadeias de interdependência social e da competição, que caracteriza o “processo civilizador”, quer das técnicas de sujeição às relações docilidade-utilidade, que caracteriza as “disciplinas”, o que importa é observar que a esfera jurídica vai incorporando, pouco a pouco, outros saberes, outras técnicas, para além das técnicas punitivas simplesmente repressoras.  Neste contexto, a mera repressão jurídica, baseada na simples oposição binária entre o permitido e o proibido, legal e ilegal, vai dando espaço a outras formas de controle, baseada nas normas que atravessam essas “instâncias anexas” . Decorre desse fracionamento do poder legal de punir, das crescentes modulações entre a lei propriamente dita e as normas, a formação de uma imensa “indústria de tratamento de drogas”. Essa indústria faz com que as drogas sejam “uma espécie de máquina de movimento perpétuo”. O sucesso desta “máquina de movimento perpétuo” se deve à sua capacidade de produzir tanto os fármacos quanto as drogas, tanto a lei e as instituições repressivas como a sanção normalizadora e as instituições de tratamento. Este artigo discute o seu funcionamento levando em consideração pesquisas etnográficas nas cidades do Rio de Janeiro, Brasil, e de San Francisco, EUA.


Clifford E. Griffin es Profesor Asociado de Ciencias Políticas en el Departamento de Ciencias Políticas de la Facultad de Asuntos Públicos e Internacionales de la Universidad de Carolina del Norte, donde también se desempeña como Director de Programas Internacionales de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales. Es miembro del Comité Asesor Internacional del centro de Estudios de la Violencia (Núcleo de Estudos da Violência) de la Universidad de São Paulo, para el que colabora en el proyecto de investigación de 5 años financiado por la FAPESP: Construyendo la democracia diariamente: Derechos Humanos, Violencia y Confianza Institucional. También se encuentra colaborando en el proyecto del Núcleo de Pesquisa de Políticas Públicas de la Universidad de Sao Paulo: Brasil, 25 años de democracia — Una Revisión Crítica: Políticas Públicas, Instituciones, Sociedad Civil y Cultura Cívica — 1988-2013. Es autor de dos libros: La democracia y el neoliberalismo en el mundo en desarrollo: lecciones del Caribe anglófono, (Ashgate, Reino Unido, 1997), y La Carrera de Pesca e Hidrocarburos en la Cuenca del Caribe: las disputas marítimas y las implicaciones regionales de delimitación, (Ian Randle Publishers, 2007). Además de numerosos capítulos de libros en obras editadas. Su obra también aparece en las principales revistas de ciencia política, entre ellas el Whitehead Journal of Diplomacy and International Relations, Journal of Democracy, Journal of Commonwealth and Comparative Politics, Canadian International Journal of Latin American y Caribbean Studies, y el Journal of Social and Economic Studies.


Maurício Fiore es Maestro en Antropología Social de la Universidad de São Paulo (USP) y Doctor en Ciencias Sociales de la Universidad Estatal de Campinas (UNICAMP), Brasil. Trabaja como investigador en el Centro Brasileiro de Análise y Planejamento (CEBRAP) y como coordinador científico de la Plataforma Brasileña de Política de Drogas (http://pbpd.org.br/wordpress). Es también investigador del Núcleo de Estudios Interdisciplinarios sobre Psicoactivos (NEIP, www.neip.info). Investiga el uso de sustancias psicoactivas desde perspectivas diversas y es autor de varios trabajos sobre el tema, entre los cuales destacan su libro Uso de “drogas”: controvérsias médicas e o debate público y el libro co-editado Drogas e Cultura: novas perspectivas.


Desafios e perspectivas para novos modelos de regulação de substâncias psicoativas no Brasil

Historicamente, o Brasil sempre esteve alinhado ao paradigma proibicionista, sendo, inclusive, um de seus promotores nos fóruns internacionais. O aumento global dos questionamentos a esse política, que se intensificaram sobremaneira na última década e tem ganho força na América Latina e nos EUA, nos obrigam a refletir sobre as perspectivas e, principalmente, sobre os desafios, peculiares ou não, do contexto brasileiro para que alternativas ao atual modelo sejam construídas. Pretende-se discutir os pontos fortes e as possíveis fragilidades de alguns dos modelos de regulação da Cannabis e outras substâncias psicoativas que estão atualmente sendo debatidos no Brasil, além da perspectiva de seu real avanço nas diversas esferas do Estado. Também pretende-se discutir esses modelos à luz dos padrões de uso de substâncias psicoativas lícitas e ilícitas, da estrutura de saúde pública e dos dramáticos dados brasileiros sobre violência e criminalidade que, sem dúvida, imprimem desafios permanentes na construção de uma política de drogas que seja mais justa e mais eficaz na minimização dos danos sociais que o consumo dessas substâncias potencialmente acarretam.


Jorge Hernández Tinajero nació en la Ciudad de México en 1970. É Politólogo e internacionalista por la UNAM, se ha especializado en política de drogas y temas relacionados con éstas: cannabis, reducción de riesgos y daños, análisis de sustancias, mercados de drogas. É socio fundador de la Asociación Mexicana para el Estudio de la Cannabis (AMECA) y del Colectivo por una Política integral hacia las Drogas (CuPIHD A.C.), del que fue Presidente y Director ejecutivo de octubre de 2009 a enero 2015. Entre sus publicaciones se encuentran: “¿Qué hacer con las drogas? Apuntes para un mundo mejor” (Lenguaraz, 2010); “Drogas y Violencil” (Editorial Jus, 2011); “Views from the Frontline. Drug Policy in Mexico en Rethinking the War on Drugs Through the US-Mexico Prism” (Yale University, 2012), “Informe Jalisco. Más allá de la guerra de las drogas” (Cal y Arena, 2012, en coautoría Héctor Aguilar Camín, Eduardo Guerrero, et al.);Marihuana DF. El mercado y sus dimensiones: una propuesta para usuarios y autoridades” (Cuaderno CuPIHD, 2012, en coautoría con Carlos Zamudio); “La Mota. Compendio actualizado de la mariguana en México” (Editorial Random House Mondadori, 2013, en coautoría con Leopoldo Rivera y Julio Zenil).


Regulación del cultivo de cannabis: el futuro posible

Entre todos los debates suscitados por la mariguana, probablemente el más olvidado sea el del cultivo de la planta y las circunstancias de sus cultivadores. Ya que se trata de una planta con características particulares, extraña que prácticamente ninguna voz pública se refiere al mismo de algún modo. Sin embargo, en la regulación del cultivo se encuentra el verdadero núcleo de cualquier propuesta viable de cambio para esta planta. Adicional a las consideraciones necesarias para entender las circunstancias de los cultivadores, muy distintas en zonas rurales o urbanas, el cultivo tiene cuatro áreas principales de atención: con fines de investigación o médicos, ambos previstos y autorizados por los tratados; los relativos al cáñamo industrial (que los tratados no incluyen, ya que definen a la planta de la cannabis sujeta a fiscalización como a “las sumidades floridas de la planta hembra”) del que se conocen al menos 10,000 productos (textiles, papeles, materiales de construcción, biocombustibles, cosméticos, cordajes y un largo etc) y finalmente los usos no médicos. Éstos últimos son, en realidad, los que merecen una aproximación más seria, ya que dichos tratados no obligan a prohibir el cultivo de cannabis, siempre y cuando éste no tenga fines de lucro o de comercio. Así, las propuestas regulatorias de la cannabis deberían incluir marcos de referencia para la investigación científica, los usos medicinales y el cáñamo por un lado, y el cultivo privado -personal o asociado- pero sin fines de lucro, por el otro.


Fernando Belaunzarán Méndez nació en la Ciudad de México en 1970, fue líder estudiantil de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde obtuvo el grado de licenciado en Filosofía con Mención Honorífica en la Facultad de Filosofía y Letras. Es diputado federal de la LXII Legislatura de la Cámara de Diputados, en la cual ocupa el cargo de Secretario de la Comisión de Gobernación e integra las comisiones ordinarias de Transparencia y Anticorrupción; y la de Radio y Televisión. También es representante suplente del Poder Legislativo en el INE y forma parte de la delegación mexicana del PARLATINO. Dentro de sus actividades legislativas destacan el proyecto de reformas a la Ley General de Salud para reconocer las cualidades terapéuticas de la Cannabis; el proyecto para despenalizar y regular todo el proceso de producción y comercialización de la Cannabis y el proyecto para despenalizar el consumo de drogas ilícitas. Es autor de los libros: Tiempos Turbulentos. Ensayos en el año del Complot, Editorial Itaca, México 2005; Herejías políticas en momentos decisivos, Editorial Estampa-PRD, México 2008; La Guerra de los Herejes, Editorial Estampa-PRD, México 2008; y Herejía, Crítica y Parresía, tomos I y II, Editorial Estampa-PRD, México 2012. Dentro de su actividad como articulista destacan diversas publicaciones en La Jornada, Reforma, Milenio, El Día, Excélsior, El Universal, así como en las revistas Letras Libres, Memoria, Coyuntura, Emeequis, CNN México (internet), y El punto sobre la i.


Hacia un nuevo paradigma: perspectivas de regulación de marihuana y amapola en México

Aunque para míel objetivo de “un mundo sin drogas” es despropósito y distopía, reconozco que para muchas personas es deseable, un ideal por el cual vale la pena luchar. Pero si algo ha demostrado la historia de poco más de un siglo de prohibicionismo es que eso no sólo es irrealizable sino que ha generado muchas consecuencias no deseadas. En ese sentido se ha cumplido plenamente el dicho popular, “El camino del infierno está empedrado de buenas intenciones”, y México es ejemplo paradigmático. Aquí muere mucho más gente por el combate a las drogas que por el consumo de éstas, la desaparición forzada se cuenta por decenas de miles, el encarcelamiento y tortura de consumidores es cotidiana, se ha debilitado e infiltrado el Estado y no pocas policías están cooptadas por un crimen enriquecido por las ingentes ganancias del mercado negro. Somos el segundo productor, tanto de marihuana como de amapola en el mundo. El principal consumidor y vecino, Estados Unidos, está en un proceso de regulación creciente e irreversible de cannabis y la morfina, al igual que otros opiáceos, es artículo de lujo y hay escasez en los hospitales. Nada es más apremiante que cambiar el paradigma y plantearnos la producción legal y regulada de ambos cultivos.


Lisa Sánchez es Licenciada en Relaciones Internacionales por el Tecnológico de Monterrey y el Instituto de Estudios Políticos de París (Sciences Po), Maestra en Ciencia Política por la Universidad Paris I Panthéon Sorbonne y Maestra en Gestión Pública y Gobernanza por la London School of Economics and Political Science. Coordinadora del Programa Latinoamericano para la Reforma de la Política de Drogas de México Unido contra la Delincuencia y Transform Drug Policy Foundation desde 2012 y experta asociada para América Latina del Proyecto Internacional de Política de Drogas del centro de pensamiento LSE Ideas desde 2013. Formó parte del equipo redactor del Informe sobre el Problema Drogas en las Américas de la OEA, organización para la que trabajó de 2010 a 2012 dirigiendo el Programa Mexicano de Capacitación y Evaluación de Consejeros en Adicciones coordinado por la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas. Desde la sociedad civil, fundó el programa de Política de Drogas y Reducción de Daños Espolea, mismo que en 2012 ganó el Premio Lazo Rojo de Naciones Unidas por su trabajo en prevención de VIH para y por usuarios de drogas.


El rol de México en el debate internacional de política de drogas

A más de medio siglo de la inauguración del régimen internacional de fiscalización, el aparentemente inmutable consenso de Viena se ve hoy enfrentado a una vigorosa y sostenida crítica por parte de varios países de América Latina y de un creciente movimiento de la sociedad civil que busca terminar la “guerra contra las drogas”. Decididos a visibilizar la precaria situación de los países productores y de tránsito así como de las comunidades más afectadas por las políticas de control, dichos actores, anteriormente marginados del debate tienen ahora el lujo (y la responsabilidad) de poder cabildear al seno de la ONU sobre la aún imperante necesidad reformar las políticas y explorar enfoques alternativos. Es precisamente en la antesala de lo que será la Tercera Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el “problema mundial de las drogas” (UNGASS 2016) que los dos hegemones de la región tienen la responsabilidad de actuar estratégicamente y capitalizar esta oportunidad histórica. Queda mucho trabajo por hacer para asegurar, entre otras cosas, que en 2016 se garantice un debate abierto e inclusivo, se replanteen los objetivos (y las métricas) de las políticas de drogas, se abra paso a la innovación y se ponga fin a la criminalización de las poblaciones más afectadas. Pero más allá de UNGASS 2016, México y Brasil tienen el reto de reformar sus políticas nacionales y demostrar así que pueden seguir siendo el faro de América Latina.


Diego Petersen Farah periodista y escritor mexicano nacido en Guadalajara. Fue fundador de los diarios Siglo 21 y Público; de este último que fue director general por mas de diez años. Participó como directivo en la creación de los periódicos Milenio. Actualmente es Coordinador de edición y columnista de el diario El Informador de Guadalajara. Ha sido colaborador y analista político en diversos medios en todo en país, como los diario Milenio, El Universal, El Economista; los sitios El País.com, Sin embargo.com, La Silla rota.com; las revistas, Gatopardo y Nexos, así como W Radio Televisa y Megacable. En 2014 publicó en editorial Planeta su primera novela “Los que habitan el abismo”.


Ricardo Sala es director y asociado fundador del Colectivo por una política integral hacia las drogas AC, CUPIHD. Es licenciado en comunicaciones por la Universidad Autónoma Metropolitana–Xochimilco (UAM-X), y ha sido activista en políticas de drogas y de movilidad desde el año 2000. Fue impulsor de la Biblioteca Cannábica y actualmente del sitio web de documentación Drogas México.


Mercedes de la Garza es Doctora en historia por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Investigadora Emérita, adscrita al Centro de Estudios Mayas, Instituto de Investigaciones Filológicas, de la misma universidad. Asimismo, es Investigadora Emérita del Sistema Nacional de Investigadores y miembro de número de la Academia Mexicana de la Historia. Es maestra de Civilización Maya en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y ha impartido alrededor de 200 conferencias. Fue directora del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM y del Museo Nacional de Antropología. Ha sido curadora de varias exposiciones internacionales y nacionales sobre arte plástico mesoamericano. La más reciente, sobre arte maya, se presentó en el Palacio Nacional de México, en São Paulo, Brasil, y en París, Francia; actualmente se exhibe en Liverpool, Inglaterra. Su obra escrita consta de 24 libros y artículos y capítulos en libros, publicados tanto en México, como en otros países. Entre sus 14 libros de autoría única se cuentan: El hombre en el pensamiento religioso náhuatl y maya (1978), Literatura maya (1980), El universo sagrado de la serpiente entre los mayas (1984), Rostros de lo sagrado en el mundo maya (1998), Sueño y éxtasis. Visión chamánica de los nahuas y los mayas (2012), El legado escrito de los mayas (2012). En colaboración con Martha Cuevas García y Guillermo Bernal Romero, destaca su obra Palenque-Lakamha’. Una presencia inmortal del pasado indígena (2012) y como autora y coordinadora, el libro El tiempo de los dioses-tiempo. Concepciones de Mesoamérica (en prensa).


Hombres de saber y plantas de poder en el chamanismo náhuatl y maya

En esta ponencia se presentará una visión general de los hongos y plantas con poderes psicoactivos que fueron empleados ritualmente por los antiguos nahuas y mayas. Un análisis de las actividades y cualidades de los especialistas rituales que se pueden denominar “hombres de saber”, y que no pueden ser reducidos a curanderos, hierbateros, hueseros, parteros, etcétera, sino que trascienden todas esas denominaciones, me ha llevado a denominarlos chamanes, por la dificultad de emplear los múltiples nombres que reciben en náhuatl y en las 30 lenguas mayas, así como por la gran semejanza de sus poderes con los de los chamanes de todo el mundo. Con base en la creencia en una dualidad en el hombre, que comparten todos los seres vivos, entre cuerpo o materia pesada, y espíritu, un conjunto de materias sutiles, los chamanes son aquellos que pueden desprender voluntariamente el espíritu del cuerpo para internarse en otras dimensiones de lo real, los “otros mundos”. Lo logran a través del control de sus sueños y del éxtasis provocado por múltiples practicas ascéticas y por empleo de sustancias psicoactivas que se hallan en hongos, plantas y animales. Y los chamanes no sólo trascienden la realidad común, sino que su oficio ha trascendido a través de la historia, pues los hallamos desde la época prehispánica hasta la actualidad, obviamente integrando cambios y nuevas significaciones, pero conservando sus funciones básicas de demiurgos entre los hombres y las fuerzas sagradas, videntes, adivinos, sanadores y consejeros. 


Flavia Medeiros é antropóloga. Atualmente, doutoranda no Programa de Pós-Graduação em Antropologia da Universidade Federal Fluminense (UFF), Niterói, Rio de Janeiro, Brasil e está realizando doutorando-sanduíche na UC Hastings College of the Law, São Francisco, Califórnia, EUA. É pesquisadora vinculada ao Núcleo Fluminense de Estudos e Pesquisa (NUFEP) e ao Instituto Nacional de Estudos Comparados em Administração Institucional de Conflitos (INCT-InEAC). É autora do livro “Matar o Morto: Uma Etnografia do Instituto Médico Legal do Rio de Janeiro” (EdUFF, no prelo). Em suas pesquisas, tem como foco as interseções entre o Direito e outros saberes, técnicos ou não. Suas etnografias tem como temas principais mortos, medicina-legal, homicídios, perícia, burocracia, violência, segurança pública, emoções e moralidades.


Necropolítica da “guerra” às drogas: um olhar etnográfico sobre “homicídios” relacionados ao “tráfico de drogas” na região metropolitana do Rio de Janeiro

Meu objetivo nesta proposta é discutir, com base na etnografia que realizei durante um ano na Divisão de Homicídios de Niterói, Itaboraí e São Gonçalo (DHNISG), Região Metropolitana do estado do Rio de Janeiro/Brasil, como são administrados institucionalmente crimes envolvendo mortes relacionadas ao “tráfico de drogas”. A partir da convicção dos meus interlocutores nativos, policiais civis, de que está em curso uma “guerra”, do ponto de vista bélico e territorial, pretendo explorar o lugar do trabalho rotineiro de registro e investigação de homicídios e a sua relação com expectativas como “vigilância”, “inteligência”, “repressão”, “punição” e “controle” neste contexto. Do ponto de vista dos policiais civis, essas atividades são demandas da sociedade local e parte obrigatória de sua função dado o conflito armado pela disputa do território estabelecida entre o “Estado” – principalmente através da polícia, e os “traficantes” – grupos de indivíduos que atuam no “tráfico de drogas”. Mais do que uma forma hostil de avaliar os conflitos, ao classificar a situação em que atuam como uma “guerra” os policiais informam quais regras e valores acreditam serem necessárias para orientar o seu cotidiano de trabalho. Ademais, explicitam e definem seu lugar no processo necropolítico posto em voga pelo Estado, que tem a produção de mortos como expressão da sua governamentalidade.


Edgar Enrique Velázquez González es abogado por la Universidad de Guadalajara y Maestro en tecnologías para el aprendizaje  por la misma universidad. En 2011 se desempeñó como secretario general del PRD estatal, y en 2012 fue electo como diputado local de la LX legislatura donde funge como Coordinador de la Fracción Parlamentaria del PRD, y como presidente de la Comisión de Gobernación. Durante este período asumió los cargos de Presidente de la Junta de Coordinación Política, y Presidente de la Mesa Directiva. Como diputado logró la aprobación de la Ley de libre convivencia misma que reconoce los distintos modelos de familia que existen en la sociedad actual. En 2014 impulsó la primer consulta ciudadana en Jalisco como ejercicio de debate en torno a la iniciativa de ley de despenalización del uso y portación de pequeñas cantidades de mariguana, así mismo organizó foros de discusión sobre esta iniciativa en diversos centros de la red universitaria U de G, universidades privadas y distintos organizaciones de la sociedad. En 2015, participó en Seminario “Repensando la política de drogas” en el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), en Aguascalientes. Este mismo año realizó ponencias en el Foro: Regulación de la mariguana en México, organizado por las Juventudes de Izquierda (JIZ). Presentó también la Ley de apoyo a empresarios de Jalisco, la cual obligaría al Estado a gastar el 51% de las adquisiciones de bienes y servicios con empresas jaliscienses. Actualmente es diputado con licencia y candidato a presidente municipal de Zapopan por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).


El prohibicionismo fracasó, México hacia la regulación

El prohibicionismo nos ha dejado muertes, pérdidas económicas y problemas de salud pública. No hay indicador ni resultado que nos permita defender que la política de prohibición de drogas ha dado buenos resultados. En México, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) tiene un presupuesto de más de 65 mil millones de pesos, del cual la mayoría se utilizan para combatir delitos asociados con las drogas. Desde nuestra posición como un partido de izquierda queremos que la portación de mariguana con fines de consumo personal sea un problema tratado desde la educación y los centros de combate a la adicción y no desde las cárceles y la criminalización, por eso en 2014, como coordinador de la fracción parlamentaria del PRD, realizamos la primer consulta ciudadana en Jalisco, antecedente de la iniciativa de atención integral a los consumidores de cannabis en la cual se expone que nuestros enfermos encuentren en las propiedades del cannabis también un auxilio para su dolor y el tratamiento de su enfermedad, además de crear alternativas jurídicas al tema de la portación de mariguana. Esta iniciativa sólo busca comenzar el debate y encontrar las mejores formas para atacar el problema de las drogas que tanto lastima a nuestra sociedad. En la fracción del PRD encontrarán diálogo y acuerdos; lo único en lo que no vamos a ceder es en dejar las cosas como están. Una cosa es cierta: el prohibicionismo fracasó. ¿Ahora qué hacemos?


Glauber Loures de Assis reside em Belo Horizonte, onde cursa o doutorado em sociologia pela Universidade Federal de Minas Gerais (UFMG). Atualmente desenvolve um projeto de pesquisa comparativa sobre o Santo Daime no contexto transnacional. É pesquisador do Núcleo de Estudos Interdisciplinares sobre Psicoativos (NEIP, www.neip.info). Tem experiência em sociologia da religião, com estágios de campo em diversos estados brasileiros e na Europa, e seus principais interesses de estudo incluem as religiões ayahuasqueiras, os novos movimentos religiosos (NMRs), o uso ritual de drogas e a conexão entre prática religiosa e transformação social. É autor de diversos artigos em revistas indexadas, dentre os quais se destaca “Dos igarapés da Amazônia para o outro lado do Atlântico: a expansão e internacionalização do Santo Daime no contexto religioso global”, publicado pela revista Religião e Sociedade em coautoria com Beatriz Labate.


Beatriz Caiuby Labate posee un Ph.D. en Antropología Social de la Universidad Estatal de Campinas (UNICAMP), Brasil. Sus principales áreas de interés incluyen el estudio de sustancias psicoactivas, políticas de drogas, chamanismo, rituales y religión. EsProfesora Visitante del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), en Guadalajara. Es, a la vez,co-fundadora del Núcleo de Estudios Interdisciplinarios sobre Psicoactivos (NEIP), editora de su sitio (http://www.neip.info), y Miembro de Consejo Consultivo de la Plataforma Brasileña de Política de Drogas (http://pbpd.org.br/wordpress). Es autora, co-autora, y co-editora de doce libros, un journal de edición especial y distintos artículos con sistema de dictaminación autónoma.Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores Mexicano (SIN), nivel I. Para más información, entre a: http://bialabate.net/


Política de drogas y la “lógica de la guerra” en Brasil (en co-autoria con Thiago Rodrigues)

La política de drogas en Brasil sigue en compás de indefinición entre propuestas legales progresistas (con énfasis en salud pública) y otras con énfasis en seguridad pública que buscan profundizar prácticas punitivas. La tradición de la seguridad pública en Brasil sigue la lógica del combate selectivo entablado por el Estado en contra de grupos y prácticas sociales específicas. La constante producción del “enemigo interno” se transforma contemporáneamente sustituyendo el “subversivo” del período de la Guerra Fría, por el narcotraficante, mientras sostiene el miedo constante ante las presuntas “clases peligrosas”. Esta comunicación pretende exponer bajo el concepto de “modus militari” cómo hay en Brasil una lógica militarizada que se nota en la conducción del prohibicionismo y que es accionada tanto por las policías militares como por las Fuerzas Armadas que crecientemente son convocadas a participar en vigilancias de frontera y en programas de pacificación de favelas.


Leon Garcia é médico-psiquiatra formado pela Universidade de São Paulo (USP) com doutorado em Saúde Pública pela Universidade de Londres. Tem experiência em gestão pública de políticas de saúde mental, com passagem pela Secretaria Municipal de Saúde de São Paulo e pelo Ministério da Saúde. Desde 2013 é Diretor de Articulação e Coordenação da Secretaria Nacional de Políticas sobre Drogas (SENAD) do Ministério da Justiça do Brasil.


Quem ganha e quem perde com o debate sobre drogas

O debate sobre drogas ganhou grande destaque no cenário político brasileiro na última década. Os efeitos desse crescimento em importância são, no entanto, ambíguos. Por um lado, ele teve impacto positivo por dar prioridade a uma agenda de expansão de serviços de saúde e, em menor escala, de assistência social. Mais recentemente, com ajuda de experiências internacionais inovadoras e a simpatia de parte da mídia, o anti-proibicionismo ganhou algum reconhecimento em setores mais progressistas da classe média urbana. Por outro lado, observa-se que porta-vozes do conservadorismo moral que dominam o debate nacional associando o uso de drogas à violência e à destruição da família, aproveitam-se desse mesmo destaque da temática das drogas para ganhar estatura política. Alimentando-se da tragédia dos mais de 50 mil homicídios/ano no Brasil e das rápidas transformações dessa periferia do capitalismo, esse capital político vem sendo utilizado para sustentar uma ampla agenda conservadora onde restrição de liberdades, endurecimento penal e a entrada da religião nas políticas de Estado são colocados como alternativa à ampliação da democracia e redução das desigualdades. Para os governos que defendem a democracia e redução das desigualdades como prioridade da política, resta o desafio de travar um debate sobre a política de drogas que dialogue com os temores da sociedade e consiga recolocar os desafios trazidos pelo seu uso em sociedades com redes ainda frágeis de proteção social.


Cristiano Avila Maronna es licenciado en Derecho por la Universidad de São Paulo (1992), Maestro en Derecho Penal por la Universidad de São Paulo (2002) y Doctor en Derecho Penal por la Universidad de São Paulo (2006), Brasil. Tiene especialidad en derecho penal por la Universidad de Salamanca y en derecho penal económico por la Universidad de Coimbra. Es abogado inscrito en la sección paulista del Colegio de Abogados de Brasil (OAB/SP); socio de la sociedad de abogados  Maronna, Stein y Mendes (www.msm.adv.br); Director del Instituto Brasileño de Ciencias Criminales (IBCCRIM, www.ibccrim.org.br), Presidente de la Plataforma Brasileña de Política de Drogas (http://pbpd.org.br/wordpress). Es también investigador del Núcleo de Estudios Interdisciplinarios sobre Psicoactivos (NEIP, www.neip.info). Tiene experiencia en el área de derecho, con énfasis en Derecho Penal y Criminología.


A UNGASS 2016 e o Brasil: o papel do movimento social

A Sessão Especial da Assembléia Geral da Organização das Nações Unidas, marcada para abril de 2016, representa a primeira janela de oportunidade para redefinir o rumo da política global de drogas desde a Convenção Única de 1961. O desafio do movimento antiproibicionista brasileiro consiste em sensibilizar a diplomacia do país a respeito da necessidade imperiosa de reconhecer o fracasso da guerra às drogas, cujos efeitos nefastos são evidentes: corrupção, violência e superencarceramento. Além disso, a tendência progressista de países latino-americanos, como México, Colômbia e Uruguai, em relação ao assunto, deve servir de modelo para o avanço do debate no sentido de permitir o desenvolvimento de novas abordagens e modelos alternativos. Assim como outros países da região, no Brasil o proibicionismo não foi capaz de reduzir oferta e demanda de drogas ilegais e ainda causou agravos à juventude (especialmente no caso das classes subalternizadas), às crianças, às mulheres e às comunidades. Compete ao Brasil, como líder regional, estimular e encorajar a adoção de abordagens baseadas em direitos humanos, saúde pública e redução de danos, permitindo, desse modo, a construção de modelos alternativos de desenvolvimento. Cabe ao movimento social brasileiro criar as condições para a implementação de uma política de drogas capaz de garantir direitos, não de excluí-los.


Hannah Hetzer es la coordinadora del programa para las Américas de la Drug Policy Alliance, con sede en Nueva York. Hannah recibió su licenciatura en Economía, Política y Estudios Internacionales de la Universidad de Warwick en el Reino Unido y ha trabajado anteriormente con Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Human Rights Watch y Human Rights Foundation. Hannah pasó 2013 en Uruguay, trabajando con la campaña para regular la marihuana, Regulación Responsable.


Cambios en las políticas de drogas en América Latina y los Estados Unidos: influencias mutuas

En los últimos anos, el Hemisferio Occidental se ha convertido en el mayor impulsor de la reforma de las políticas de drogas en el mundo. En América Latina, presidentes, líderes políticos y académicos están liderando el debate mundial sobre alternativas a la guerra contra las drogas, destacando el fracaso de la prohibición. Países en América Latina y el Caribe están explorando la legalización de la marihuana medicinal. Uruguay se convirtió en el primer país en regular el mercado de la marihuana y Bolivia luchó para el uso ancestral de la hoja de coca, ambos representando un desvío de las normas de las Naciones Unidas. En Colombia, finalmente hay voluntad política para acabar con la fumigación de cultivos declarados ilícitos. Mientras tanto Estados Unidos – el creador de la guerra contra las drogas como la conocemos – se encuentra con la necesidad de suavizar su tono frente a estos cambios en América Latina y los cambios drásticos que están sucediendo al nivel doméstico. Como resultado de una evolución en la opinión pública, Estados Unidos está avanzando rápidamente con la legalización de la marihuana medicinal y en algunos estados, para usos no medicinales. Está buscando alternativas al encarcelamiento por delitos de drogas para disminuir la encarcelación masiva y discriminatoria en el país. Esta presentación explorará los cambios actuales en América Latina y Estados Unidos, y cómo se están influyendo mutuamente en cuanto a la dirección de las políticas de drogas.


Anja Loizaga-Velder es Co-fundadora de la asociación Nierika. Recibió el grado de Maestría en Psicología (Dipl.-Psych.) por la Universidad Koblenz-Landau, Alemania y un doctorado en psicología médica (Dr.sc.hum.) por la Universidad Heidelberg, Alemania. Actualmente es becaria postdoctoral en el programa de posgrado en ciencias medicas, odontológicas y de la salud en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Escribió su tesis de maestría sobre el potencial psicoterapéutico de las plantas sagradas y su tesis de doctorado sobre el uso del Ayahuasca para el tratamiento de las adicciones y ha publicado varios artículos en revistas académicas internacionales y capítulos de libros sobre esas temas. También es psicoterapeuta especializada en psicología humanista y transpersonal, el estudio de la consciencia, musicoterapia, etnopsicoterapia y eco-psicología.


Diego García-Devis (1975) politólogo colombiano, cuenta con más de 12 años de experiencia en el análisis del conflicto armado sociopolítico en Colombia. En 2008, Diego fue galardonado por el Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido con la Beca Chevening para realizar estudios de maestría en el Departamento de Estudios de Guerra de King College, Londres. Como experto en construcción de  paz y  derechos humanos, Diego ha trabajado para la Organización de Estados Americanos (OEA) en temas relacionados al desarme, desmovilización y reinserción de excombatientes. Posteriormente desde la gerencia del programa de derechos humanos de USAID/Colombia también estuvo a cargo de programas  de prevención al reclutamiento forzado de niños y niñas y adolescentes así como de protección y promoción de los derechos humanos de poblaciones afectadas por el conflicto armado interno. También ha llevado a cabo una amplia investigación sobre temas que relacionan los fenómenos de violencia, narcotráfico y el conflicto político social. Hoy en día, Diego se desempeña como Oficial del Programa Global de Políticas de Drogas de la Open Society Foundations, desde donde hace seguimiento a los proyectos en América Latina. Igualmente provee asistencia técnica a los gobiernos de la región en el viraje a la política de drogas.


Aldo Contró es pasante en la carrera de etnohistoria por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH). Sus trabajos académicos se han enfocado en los mercados de drogas en la Ciudad de México a principios del siglo XX. Desde el 2011 colabora con el Colectivo por Una Política Integral Hacia las Drogas  AC (CUPIHD), en donde ha realizado asistencia en investigación en temas relacionados a los mercados de drogas en la Ciudad de México y nacionales, así como en el tema de centros de tratamiento con internamiento para usuarios de drogas. Actualmente es parte del equipo del CUPIHD realizando actividades de comunicación social y en la organización de foros y congresos.


Valeria Solis Rivera es miembro del Servicio Exterior Mexicano desde 2005 con una sólida experiencia internacional en ámbitos económicos, políticos, culturales e interculturales y con un interés creciente en los nuevos retos globales. Actualmente se desempeña como Encargada de la Dirección de Drogas en la Secretaría de Relaciones Exteriores, en México, D.F. en donde monitorea el desarrollo, formulación y dirección del alcance de las políticas internacionales de drogas y contribuye activamente a la formulación de la política exterior mexicana en esta materia.  Su experiencia internacional incluye diversos cargos como Cónsul, Agregada Cultural y  Encargada de Asuntos Económicos en la Embajada de México en Dinamarca y Cónsul y Encargada de Asuntos Políticos en la Embajada de México en Sudáfrica. Tiene estudios en Francia, Cuba, Dinamarca, Alemania y Suiza. Además ha sido ponente invitada dentro del Programa de la Maestría de Comunicación Intercultural y Gerencia en la Copenhagen Business School (CBS) y Representante de México en el 15º Curso sobre Nuevos Temas en los Retos de Seguridad del Centro para las Políticas de Seguridad de Ginebra (GCSP) y en el 35° Curso Internacional de Formación de Diplomáticos del Ministerio alemán de Asuntos Exteriores. Tiene una Licenciatura en Relaciones Internacionales del ITAM en México y una Maestría en Negocios Internacionales, por la Escuela de Negocios de Copenhague. Domina varios idiomas, entre ellos, inglés, francés y alemán.


Posición Internacional de México sobre el Problema Mundial de las Drogas hacia la UNGASS 2016 

A pesar de los esfuerzos emprendidos bajo la actual estrategia persisten muchos retos, tales como e l incremento del consumo aunado a una menor edad de inicio y a la aparición de nuevas sustancias; los cambios en los elementos inherentes a la caracterización de países (Productor/De tránsito/Consumidor); el aumento de las actividades del crimen organizado y del impacto de delitos conexos; la falta de equilibrio entre políticas de reducción de la demanda y de oferta centradas en el componente punitivo; la emergencia de regiones aquejadas por la violencia y erosión del tejido social; las crisis en los sistemas penitenciarios/judiciales (evidencia sobre número de reos por posesión en pequeñas cantidades); la prevalencia de mayores medidas unilaterales y sin considerar externalidades y la erosión de la concertación y cooperación internacional. Para México, la solución de fondo para el problema de las drogas está en la prevención integral, orientada por el bienestar del individuo y no el control de las sustancias como centro de la acción gubernamental. Por ello, hemos pugnado por impulsar políticas integrales con énfasis en medidas de salud pública para reducir la demanda; enfatizar la prevención de la violencia y reducción de los daños sociales; incorporar la dimensión de política de reducción de daños, fortalecer las políticas sociales para atajar causas estructurales y despenalizar el consumo. Buscamos lograr que los acuerdos regionales sean contribuciones para que el debate global pueda enriquecerse mediante verdaderos compromisos internacionales con una visión de reducción de los daños sociales.


Agustín Escobar Latapí es investigador del CIESAS desde 1981, y director general del mismo para el periodo 2014 – 2019. Ha publicado más de una docena de libros, y aproximadamente 170 capítulos y artículos con resultados de investigación. Sus principales campos de interés reciente incluyen la migración internacional, la política social y la evaluación de políticas y acciones públicas.


Deborah Fromm es formada en 2013 en el curso del Bachillerato en Ciencias Sociales por la Universidad Federal de São Carlos (UFSCar). Actualmente es estudiante de posgrado en Antropología Social (IFCH/ Unicamp), becaria FAPESP e investigadora del NaMargem – Centro de Investigación Urbana (UFSCar / CEM/ CEBRAP) y del Núcleo de Etnografías Urbanas (NEU / CEBRAP). Trabaja en el campo de la Antropología Urbana con cuestiones relacionadas con la política de drogas y la gestión y conversión religiosa de usuarios de crack.


A lógica bélica das políticas estatais e evangélicas no combate ao crack no Brasil

A presente proposta tem em vista questão das drogas, sobretudo do crack, no Brasil, na sua interface entre a expansão evangélica e a crescente militarização dos espaços urbanos, sobretudo nas periferias da cidade. Considerando que a gestão dessas populações e espaços urbanos não se restringe às ações estatais e tendo em vista o atual contexto brasileiro de “guerra contra o crack”, este trabalho lança luz para uma política missionária de Igrejas Batistas voltada para o combate ao crack em nível nacional. Trata-se de um programa de tratamento para a “dependência química” que vislumbra a assistência, evangelização e conversão dos chamados “noias” ou “cracudos”. Com base em três anos (2012-2015) de pesquisa de campo na Missão Cristolândia, situada na região da estigmatizada como “cracolândia”, no centro de São Paulo, pretendo, mais especificamente, problematizar como a metáfora da guerra é acionada, de maneiras distintas, tanto pelas políticas estatais quanto pelas políticas batistas no que tange à “questão do crack”. Estes últimos, sem a pretensão de ocupar o aparelho de Estado, colocam em ênfase um projeto político-religioso de nação e de conquista de territórios que tem como base uma guerra espiritual e a disseminação do evangelho como antídoto das mazelas sociais.


Mauricio Ruiz Velasco es arqueólogo por la Escuela Nacional de Antropología e Historia. Ha realizado estudios de Posgrado en el Programa de Estudios Mesoamericanos de la UNAM. Es especialista en cultura maya y Profesor de la materia México Antiguo I y II en la Facultad de Filosofía y Letras, UNAM. Ha participado como Co-curador en la exposición Los Mayas. Revelación de un tiempo sin fin, actualmente en exhibición en Liverpool, UK. Ha realizado trabajo de campo en los estados de Chiapas y Querétaro.


Mauricio va leer la ponencia “Hombres de saber y plantas de poder en el chamanismo náhuatl y maya” de la Dra. Mercedes de la Garza


RSS
Facebook
Twitter
  TOP